Menú Principal
4 de diciembre de 2018

Anuncian proyecto de ley de Integración Social y Urbana que crea el Ministerio de Ciudad y Vivienda

 

 

En rueda de prensa efectuada este martes se dieron a conocer los principales alcances del proyecto de ley de Integración Social y Urbana que transforma al Minvu en el nuevo Ministerio de Ciudad y Vivienda, que entre sus atribuciones y principales tareas está la de promover la construcción de viviendas con integración social a través de densificación equilibrada en zonas con potencial de desarrollo urbano.

Dicho documento fue firmado y presentado a nivel nacional por el Presidente de la República Sebastián Piñera y el Ministro de Vivienda y Urbanismo, Cristián  Monckeberg, siendo ahora enviado al Parlamento para la discusión respectiva y el plazo para su aprobación estará dado por las consideraciones que surjan desde ambas cámaras.

La iniciativa contiene cuatro pilares centrales: nuevas atribuciones a la cartera, la densificación en zonas de desarrollo urbano; una nueva política de “arriendo protegido, y mayor fiscalización y modificación a las prohibiciones a viviendas sociales.

Uno de los objetivos de la nueva cartera será direccionar el desarrollo habitacional y urbano hacia donde hay fuerte inversión estatal. La idea es acelerar los procesos para tener una mejor oferta a las familias; pero además mejores viviendas, y no solamente en cuanto a la calidad, sino que bien emplazadas, bien ubicadas, aprovechando bien la ciudad e integrándose de buena manera, para que no existan solo barrios de menores ingresos, sino que barrios donde puedan convivir familias de distinto origen e ingreso y así fomentar de mejor manera la integración.

El proyecto de ley de Integración Social y Urbana crea las “Zonas de Integración Urbanas” que son espacios en los que —pese a tener un plan regulador restrictivo que no permita la densificación— se establecerán beneficios normativos que podrán aplicarse siempre que sea para el desarrollo de proyectos de viviendas integradas. Aquí también se incentivará los usos mixtos, es decir, además de viviendas se buscará generar servicios, equipamiento, parques u otros espacios que se estimen necesarios para cualquier área de la zona decretada.

Además, la iniciativa faculta a los planes reguladores intercomunales para que también puedan establecer Zonas de Integración Urbana. Los beneficios de norma urbanística relacionados con Zonas de Integración Urbana definidas en el plan regulador intercomunal predominarán sobre las normas generales de un plan regulador comunal.

El Seremi del Minvu en la región, Gonzalo Montero, destacó que “contar con una ley de integración social y urbana permitirá una mejor planificación de las ciudades, ciudades más amables, mejor calidad de vida, atender de manera eficiente el déficit habitacional, mayor equidad territorial y ciudades más humanas y equitativas”.

En este sentido- argumentó- que “el Gobierno del Presidente Piñera está apostando por la integración social como algo mucho más que en un programa habitacional ya existente en una política pública permanente. Esta ley profundiza esta materia y facilitará a las familias más y mejor acceso a una vivienda y entorno de calidad. La idea es que las familias que viven en la periferia puedan cambiarse a zonas céntricas. Acá no se trata sólo de construir casas y departamentos, sino que repensar nuestras ciudades. La nueva normativa generará una acción concreta para favorecer el desarrollo de viviendas para familias de diversos ingresos y segmentos socioeconómicos, teniendo todos acceso a mejores equipamientos urbanos, barrios consolidados y ciudades más amables”.

El Intendente Regional del Maule, Pablo Milad, sostuvo que “el Gobierno del Presidente Piñera está demostrando que el tema de la integración social sea un hecho concreto y no sólo buenas intenciones. Las ciudades deben ser amigables y aquellas personas cual sea su estrato socioeconómico merecen optar a viviendas céntricas y no a kilómetros de la ciudad. No hay que discriminar y asumir que todos los chilenos, en este caso los maulinos, merecen las mismas oportunidades y beneficios. Esa es una obligación para cualquier gobierno”, dijo.

Para el Senador Rodrigo Galilea  “se trata de un proyecto de ley muy importante, ya que viene a enfrentar un problema a nivel país como es  construir viviendas en los extremos y el centro se va despoblando, siendo que acá  existen los mejores equipamientos, urbanizaciones y acceso a los servicios. Se trata de un desafío importante y felicitamos al Presidente Piñera por dar una mirada más integral de las ciudades y vamos por el camino correcto”, sostuvo.

En tanto el Diputado, Pablo Prieto, destacó que “estamos muy contentos que se esté dando este cambio de giro que traerá consigo incentivos y motivación para una mejor conservación de las ciudades. No es bueno seguir con la dispersión de las viviendas. En el parlamento siempre he colaborado y apoyado las iniciativas que vayan en directo beneficio de las personas”, comentó.

También las autoridades anunciaron la nueva política para el “Arriendo Protegido y el fortalecimiento en la fiscalización de viviendas obtenidas con subsidios que están desocupadas o utilizadas para fines distintos a los acordados.